Page 112 - catalogo_cafre_carpets

This is a SEO version of catalogo_cafre_carpets. Click here to view full version

« Previous Page Table of Contents Next Page »
mantenimiento y limpieza de alfombras
La duración y rendimiento de cualquier alfombra dependerá del
cuidado y de la atención que prestemos a su conservación y
limpieza. Muchas veces tenemos dudas en cuanto a “como”y “con
qué” podemos mantener una alfombra “como nueva” durante
más tiempo. Por eso desde
Cafre Carpets
queremos hacerles
llegar los siguientes consejos:
Cuidado y conservación:
Un ligero cepillado manual o barrido (con escoba suave y
siempre en dirección del pelo) es lo más conveniente. De forma
complementaria, se recomienda el paso semanal del aspirador
a potencia media. Tenga en cuenta, que si cambia varias veces
la dirección en la que realiza el aspirado, la limpieza será más
completa. Le recomendamos que en el último pase siga siempre
la dirección del pelo. Es importante ajustar el cepillo a la altura
del pelo de la alfombra, pues sí este ajuste es demasiado alto, la
limpieza no será completa y que sí es más bajo podemos dañarla.
Durante el primer mes evitaremos el uso del aspirador y de otros
productos de limpieza limitándonos al barrido diario y una
MUY
LIGERA
sacudida de la alfombra.
Durante este periodo de tiempo, podemos llegar a observar que
la alfombra puede producir pelusa o incluso desprender algo de
pelo. No se alarme, esto es normal debido al proceso de tundido
durante su fabricación.
En el caso de que algunos pelos sobresalgan de la superfcie,
nunca tire de ellos pues puede arrastrar otras fbras y aumentar
el daño. Le recomendamos que los corte utilizando unas tijeras y
dejándolos al mismo nivel que el resto.
Cuando coloquemos sillas, sillones o muebles que se arrastran,
se recomienda colocar topes bajo las patas, de forma que estas
no se hundan en la alfombra El paso de la aspiradora en estos
casos ayuda a elevar el pelo.
Recuerde que la ubicación de mobiliario, puede reducir el paso
frecuente por encima de la alfombra, con lo que reducimos el
aplastamiento de la misma.
Una práctica tan mala como común, es limpiar o pasar la escoba/
aspiradora descalzo. Tenga en cuenta que nuestra piel libera
aceites naturales que atraen el polvo, por lo que le recomendamos
haga uso de calcetines o medias en estos casos.
Primer mes: Exclusivamente ligero cepillo/barrido. Escoba suave.
Meses sucesivos: Cepillado / barrido y aspirador.
Limpieza:
Es recomendable realizar una limpieza profunda de la alfombra
al menos una vez al año. Siga siempre las instrucciones, tanto
del fabricante de la alfombra, como del producto de limpieza que
utilice.
En los casos de duda, consulte a un profesional. Antes de utilizar
cualquier líquido, haga una prueba en una esquina con el fn de
asegurarse que el colorido de la alfombra se mantenga.
Utilizar una tela de algodón absorbente, limpia y sin teñir o un
papel secante de tal manera que, independientemente del
producto utilizado, se transmita sólo humedad a la alfombra y
nunca lleguemos a empaparla. Comenzar la limpieza desde el
borde exterior y continuar hacia el centro realizando movimientos
circulares.
La aplicación de espuma (apropiada) en húmedo, es el proceso
ideal de limpieza. Tenga en cuenta que el tiempo de secado es tan
importante como el de la limpieza en si. En el caso de usar espuma
de secado rápido, espere que ésta se convierta totalmente en
polvo para posteriormente cepillar y pasar aspirador.
En el caso de limpieza frecuente puede hacer uso de los
vaporizadores de limpieza que oferta el mercado.